Anterior
  • Mantenimiento de vehículos. Aprovechá todos los consejos que te dan.

Siguiente
Cómo saber si tu vehículo necesita neumáticos nuevos.

INSPECCIÓN DE TUS LLANTAS

¿Cómo puedo saber si mi vehículo necesita llantas nuevas?

El desgaste de las llantas depende de varios factores, incluyendo el modo de conducir y tus hábitos de mantenimiento con las llantas. Revisarlas en el sitio equivocado y los antecedentes de velocidad pueden anular la garantía. Una manera práctica de averiguar que ya es hora de cambiar las llantas es cuando aparecen indicadores de desgaste. Los Indicadores internos de desgaste en una llanta son las " bandas de rodadura"; estas bandas tienen barras o protuberancias indicadoras de desgaste moldeadas en el fondo de los surcos de la banda de rodadura. Cuando la banda llega a esta barra es hora de cambiar la llanta.

Vos también necesitás llantas nuevas si ...

  • Podés ver tres o más barras indicadoras de desgaste alrededor de la llanta.
  • Podés ver el tejido, o tejidos, a través de la goma.
  • La banda, o pared lateral, está rajada lo suficientemente profunda como para observar hilos o tejidos.
  • El neumático tiene un bulto o una hendidura.
  • El neumático tiene un golpe, un corte o cualquier otro tipo de daño que no puede ser reparado correctamente.

Una llanta desinflada o demasiado inflada puede causar:

  • Desgaste prematuro o irregular.
  • Un rendimiento malo.
  • Una menor economía de combustible
  • Desgaste inusual.
  • Mal rendimiento de la dirección y de los frenos.
Indicios de desgaste de los neumáticos.
Maximiza el rendimiento y la durabilidad de los neumáticos mediante el control de su presión.

PRESIÓN DE LAS LLANTAS

Maximizá el rendimiento y la durabilidad de las llantas mediante el control y el mantenimiento de una presión de aire correcta. Una regla general buena es que cada 12 º C, la presión cambia casi 1psi hacia arriba cuando la temperatura es alta y 1psi hacia abajo cuando la temperatura es baja. También podés consultar el manual del usuario para verificar la presión recomendada para las llantas de tu vehículo.


Comprobación de la presión de aire

Revisá tus llantas por lo menos una vez al mes, y hacelo cuando estén frías (el vehículo debe haber estado detenido durante tres horas). Leé el manual del usuario para comprobar cuál es la presión de aire recomendada para tu vehículo. Utilizá un manómetro de buena calidad, ya que es algo que el ojo humano no puede detectar: ​​Las llantas radiales pueden parecer que están bien aun estando desinfladas. Comprobá si hay algún objeto en los surcos de la banda de rodadura: podría hundirse en el neumático y provocar pérdida de aire. ¡Y siempre revisá tu llanta de auxilio!



ROTACIÓN Y ALINEACIÓN DE LAS LLANTAS

Rotación de la llanta

Una vez que cada llanta realiza una tarea diferente (según estén en las ruedas delanteras o traseras y otras circunstancias), tiene diferentes niveles de desgaste. La rotación de las llantas en períodos recomendados extenderá su vida útil y supondrá un desgaste más uniforme. Es importante rotar las llantas de acuerdo con un patrón de rotación correcto: las ruedas delanteras realizan diferentes tareas que las ruedas traseras. Y también un vehículo con tracción delantera realiza diferentes tareas a uno con tracción trasera. Las ruedas delanteras y traseras del vehículo también pueden llevar diferentes presiones. Asegurate de utilizar la presión individual adecuada para cada posición de la llanta.

Balanceo y Alineación de la llanta

No es necesario programar cualquier alineación y balanceo ya que las llantas de los vehículos se han alineado y balanceado en la fábrica. Pero si notás cualquier desgaste irregular en las llantas, o que tu vehículo "tira" hacia un lado concreto, es posible que necesite una alineación. Si sentís que tu coche está vibrando mientras manejás sobre un pavimento uniforme, entonces tus neumáticos pueden necesitar balanceo. Una llanta desbalanceada afecta la calidad de rodaje del vehículo y puede acortar la vida de las llantas, los rodamientos, la suspensión y otros elementos. Cuando la vibración depende de la velocidad y comienza a sentirse a 70 km/h en adelante, entonces es probable que tengas un problema de balanceo.

Proceso de alineación

La alineación es crucial para garantizar el mejor uso y rendimiento de tus llantas. Una alineación defectuosa provoca que el sistema de suspensión y dirección se desajusten. El síntoma más relevante es cuando el coche "tira" hacia el lado opuesto al que vos estás conduciendo, o si hay desgaste inusual de la llanta, así como una presión de la llanta incorrecta. Tu vehículo puede tener especificaciones de alineación delantera y trasera. Tu técnico especializado puede recomendarte el tipo de alineación para el vehículo. Visitá a tu Concesionario o taller autorizado Chevrolet para más consultas o verificaciones de neumáticos aquí.

ÓXIDO O POLVO EN TUS LLANTAS

Tanto el óxido como el polvo pueden impedir un ajuste adecuado de los tornillos y aflojar las ruedas con el tiempo. Cada vez que realices una rotación de llantas, asegurate de eliminar cualquier óxido o polvo de los lugares en los que la rueda se ajusta al vehículo y atornillá cada cosa según el manual del usuario. En caso de emergencia podés utilizar un trapo o una toalla de papel. Sin embargo, más adelante asegurate de usar una espátula o un cepillo de alambre de acero para que puedas retirar todo el óxido y el polvo. Después ajustalo todo de acuerdo a las especificaciones. Tené en cuenta que la rotación de las llantas no corregirá los problemas de desgaste causados ​​por piezas mecánicas desgastadas o presión de aire incorrecta.

El óxido y el polvo pueden impedir el ajuste de la llanta según las especificaciones correctas.

CÓMO AFECTA LA TEMPERATURA A TU VEHÍCULO

Cómo la temperatura afecta tu vehículo.

¿Qué puede hacer nuestro equipo para ayudarte?

  • Podemos revisar tu sistema de A / C (Aire acondicionado).
  • Un cambio del filtro de aire puede ser necesario después de una temporada de frío donde alergias, resfriados, bacterias, hongos y otros organismos microscópicos permanecen atrapados. Una limpieza profunda de las superficies interiores también podría ser efectiva.
  • Durante el verano tu vehículo requiere exigencias mucho mayores y atención, incluso más de lo que podrías pensar. Por favor, visitá cualquiera de nuestros concesionarios o talleres autorizados Chevrolet con el fin de inspeccionar el vehículo antes de que la temperatura comience a elevarse.
  • Visitá cualquiera de nuestros concesionarios o talleres autorizados Chevrolet con el fin de obtener una inspección del vehículo antes de que la temperatura comience a elevarse, aquí.

Preparate para el frío

Vos no saldrías en un día helado sin tu abrigo. Tu vehículo se enfrenta a retos similares cuando la temperatura disminuye. Así que, cuando la temperatura baja, el vehículo necesita cuidados especiales para hacer frente a estas temperaturas más bajas. Tomando algunas precauciones en los días fríos te ahorrarás complicaciones futuras.

Consejos para clima cálido

Tu vehículo requiere caminar a la par que las temperaturas estacionales. Asegurate de que tu vehículo esté listo para el verano y para los desafíos de las altas temperaturas.

¿Qué podés hacer?

  • Revisá tu banda de rodadura para evitar el uso excesivo y desigual.
  • El grado del aceite del motor puede ser modificado en función de las temperaturas estacionales. Comprobá en el Manual del usuario el grado de viscosidad del aceite recomendado para el motor de tu vehículo.
  • Comprobá el sistema de refrigeración - mangueras y radiador - en caso de que haya alguna fuga. Controlá el recipiente de recuperación del líquido de refrigeración que se encuentra en el motor una vez que se haya enfriado. Agregá el líquido de refrigeración recomendado en el manual del usuario.
Cuidados especiales para hacerle frente a las temperaturas más bajas.

¿Qué podés hacer?

El frío reduce la presión de los neumáticos, por lo que debes controlar tus llantas con mayor frecuencia. A temperaturas bajas severas podrías necesitar cambiar el grado del aceite de tu motor. Leé el Manual del Usuario para determinar el grado de viscosidad recomendable necesario para el aceite del motor. Revisá los limpiaparabrisas. Las bajas temperaturas pueden romper las gomas del limpiaparabrisas, y el hielo sobre el parabrisas puede producir ranuras, disminuyendo su rendimiento. Si estás planificando un viaje, llevá una manta, ropa extra, una pequeña pala, una bolsa de sal para la carretera y una botella extra de líquido para limpiar el parabrisas.


¿Qué puede hacer nuestro equipo por vos?

Las bajas temperaturas afectan la eficiencia de la batería. La mayoría de los inconvenientes durante el clima frío ocurren porque la batería no proporciona potencia suficiente. Tu técnico de confianza puede verificar la batería y asegurarse de que los cables de la batería estén libres de corrosión. El invierno impone grandes exigencias al vehículo. Asegurate de que esté preparado. Visitá la red de concesionarios o talleres autorizados Chevrolet antes de utilizar el vehículo en temperaturas extremadamente frías. Encontrá tu concesionario aquí.


Encuentra un concesionario Chevrolet Paraguay
Contáctate Chevrolet Paraguay